Yeomhwang Kim. Síndrome Neuro-Cráneo-Vertebral. Enfermedad del Filum. Impactación de las amígdalas cerebelosas. Quiste intramedular. Desviación de la columna vertebral. Hernia discal L5-S1 izquierda. Protrusión discal C5-C6.

Publicado por el 14 julio, 2017


Fecha de la intervención: Octubre 2016



Hola!

Me llamo Teomhwang Kim y vivo en Corea del Sur.

En junio de 2015 empecé a tener síntomas por primera vez, pero, los médicos tardaron mucho tiempo en saber su causa. Después de tres resonancias magnéticas, aún no habían conseguido dar con un diagnóstico, hasta que, en un hospital universitario me diagnosticaron de siringomielia. Tras examinar las dimensiones de las cavidades siringomiélicas me dijeron que, con el tamaño que tenían, no tendría muchos síntomas y que me estaba preocupando demasiado. Sospechando que pudiera ser otra cosa, decidí realizar más pruebas, pero no encontraron nada. Tenía mareos y hormigueos intensos en los brazos y en las piernas.

Conocí el Insitut Chiari de Barcelona, cuyos artículos de investigación y testimonios me parecieron muy interesantes y prometedores, a través de un foro de internet. En Corea, a pesar de haber sido diagnosticado de Siringomielia, sólo me decían que volviese al cabo de un año a hacer un control de la resonancia magnética. Al cabo de un año, mi estado había mejorado un poco en comparación con los síntomas que había tenido en el momento en que me diagnosticaron la siringomielia. Aún así, y como no podía quedarme de brazos cruzados, decidí concertar una visita médica en el Institut Chiari de Barcelona.

La experiencia en el Institut fue muy buena. El médico me examinó y, muy amablemente, me explicó lo que se observaba en las resonancias magnéticas. Durante la visita, me dieron esperanzas cuando me dijeron que la enfermedad se detendría. Aunque los síntomas no eran tan graves, decidí someterme a la intervención para procurar detener su evolución. Los cambios postoperatorios fueron sorprendentes: disminuyeron los mareos y me sentí como si hubiera vuelto al pasado; antes de la detección de la enfermedad. Sólo tuve un mínimo dolor en el coxis, donde me habían intervenido. Tres días después de la intervención, pude hacer turismo y disfrutar del fantástico tiempo de España con mejor estado físico.

Los síntomas volvieron tres meses después de la intervención, pero al cabo de dos semanas mi condición física volvió a mejorar de nuevo. En el Institut, ya me habían avisado que mis síntomas podían sufrir altibajos. Lo que me sorprendió fue ver que otros síntomas, de los que nunca pensé que fueran provocados por la siringomielia, mejoraron. Por ejemplo: antes me costaba mucho mantenerme en una posición recta, pero desde la intervención, me resulta mucho más fácil mantener esta postura. Además, el dolor dentro de las orejas, por el que regularmente tenía que visitar al otorrinolaringólogo, desapareció. Siento una aparente mejoría de la fuerza en las manos. A parte de todo esto, también han mejorado síntomas como: el temblor en la nuca o la sensación de calor en las muñecas y en los tobillos.

Últimamente, hago footing por las mañanas y practico el peso muerto por la discopatía que tengo. Vivo muy bien y gozo de una buena condición física. Tal y como estaba antes de la operación, me costaría mucho hacer ejercicio aeróbico por las agujetas, pero en cambio ahora me siento cómodo haciéndolo.

Antes de la intervención, y durante el año posterior a ésta, la mejor manera que tenía para aliviar los mareos y la falta de fuerza de mis manos y de mis pies era dormir. Ahora, en cambio, puedo tener un ritmo de vida más activo. Mi estado es tan bueno que deseo que siempre sea como ahora. A veces, los síntomas vienen y van; sin embargo, el grado en que me afectan es mucho menor o leve en comparación con el pasado, ya no me afecta en mi vida cotidiana. Además, pienso que los síntomas seguirán mejorando con el tiempo, dado que sólo han pasado siete meses de la intervención y ya he experimentado mucha mejoría.

Estoy muy agradecido con el Dr. Miguel B. Royo Salvador, el fundador del Institut; también quiero agradecer al Dr. Horia Calin Salca su amabilidad, al Dr. Marco Fiallos Rivera por hacerme la última visita antes de volver a Corea y por último, a la Srta. Saetbyeol Kim, quien me ha estado ayudando desde el primer contacto hasta ahora con mis consultas. También estoy muy agradecido con el equipo del Institut por esforzarse en tratar esta enfermedad rara de difícil curación.

Espero que nos veamos otra vez y que pueda disfrutar de los paisajes de España en mejores condiciones.

El paciente ha querido dejar una frase en español: “ Ellos me dieron una nueva vida. Gracias! Adiós!

Correo electrónico: zla0801@daum.net 



¿Desea realizar alguna otra consulta?

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Horario de atención

en el ICSEB y por teléfono

Lunes a Jueves: 9-18h (UTC +1)

Viernes: 9-15h (UTC +1)

Sábado y domingo: cerrado

icb@institutchiaribcn.com

Atención las 24 horas

en el formulario de nuestra Web

932 066 406

932 800 836

902 350 320

Asesoría Legal

Normativa jurídica

Aviso legal

Dirección

Pº Manuel Girona 16,

Barcelona, España, CP 08034