Annalisa Caicci, Escoliosis idiopáticas, Síndrome de Tracción Medular, Descenso de las Amígdalas Cerebelosas y Siringomielia

Publicado por el 8 octubre, 2012


Fecha de intervención: diciembre 2011

italia

Me llamo Annalisa Caicci, tengo 27 años, vivo en la provincia de Pádua y el 20 de Diciembre de 2011 el Dr. Royo me operó.

En la infancia jamás tuve ningún problema: siempre practiqué ballet, mucho deporte y movimiento. Desde Abril del 2004, seguido a un accidente deportivo -pasando un relevo en una carrera de atletismo- empecé a tener dolores similares a descargas y pinchazos a nivel del abdomen derecho, y progresivamente perdida de sensibilidad a calor y a frío. En principio no di importancia al tema i seguí haciendo mi vida normal, aunque con molestias, dolores en la coliopalda y descargas frecuentes. Todo aquello luego bajó a nivel inguinal y en el muslo, y al final, después de una fuerte gripe con mucha tos, en Marzo de 2007 progresivamente tomó también la axila, el brazo y la mano derecha. Después de aquel episodio, cada golpe de tos llegó a ser doloroso, lo mismo con los estornudos o todo tipo de esfuerzo que conllevaba compresiones interiores. Empecé a notar descargas muy intensas que irradiaban al cuello y al brazo derecho: la hiposensibilidad molestaba como un hormigueo y habían descargas a cada pequeño salto o movimiento, también simplemente caminando o haciendo escaleras. Por los dolores que aumentaban con los cambios de temperatura, y por falta de médicos que pudiesen entender a que se debían estos síntomas, muchos lo atribuían a stress o a un problema psicológico, en Setiembre de 2007 realicé una resonancia magnética cervico-dorsal, con diagnóstico de presencia de una Siringomielia pluricavitaria de C4 a D8 y Malformación de Chiari Tipo I.

Tras el pánico inicial que me vio protagonista cuando comencé a documentarme en Internet, y enterándome de que se trataba de algo serio, intenté hacerme fuerza y salir adelante, con mis dificultades, a pesar de que no quería darme cuenta de la patología que tenía ni de que conllevaba.

Desde Julio de 2011, empecé a tener hiposensibilidad también en las extremidades de los dedos de la mano izquierda, además del dolor que a veces me tomaba el talón derecho. En Septiembre de 2011 descubrí que una querida amiga mía tenía mi misma patología, pero, a ella ya la había operado el Dr. Royo: una coincidencia que no podía dejarme escapar.

Pasé muchos días reflexionando sobre la intervención y los relativos beneficios, que ella me explicó personalmente, y sobre el hecho de que esta podía ser una solución que necesitaba lo antes posible. Nunca me había venido en mente la idea de operarme, sobretodo considerando las técnicas muy invasivas que me comunicaron, pero después de aquel testimonio recibido, que me tocó fuertemente, me paré a pensar en mi futuro y en lo que me podría esperar. Me puse en contacto con el Institut Chiari de Barcelona, y gracias a la disponibilidad de la Psicóloga Dª. Luè, envié todas las resonancias y el material que tenía, para evaluar la posibilidad de intervención.

El domingo 18 de Diciembre partí para esta nueva aventura que me ve protagonista. El lunes 19 la visita con el Dr. Royo para todas las pruebas y el martes 20 de diciembre la intervención de Sección del filum terminale que duró 50 minutos: intervención minimamente invasiva y sin ningún tipo de riesgo. Después de tres horas de la intervención ya andaba, había recuperado la sensibilidad en brazo y muslo derechos, la fuerza en ambos brazos, los bicipitales, la úvula que estaba desviada volvió recta, y además un bienestar interior que no tenía de hace tiempo. El miércoles 21 de Diciembre, en la visita de control, el Dr. Royo me dio el alta para volver a casa y pasé diez días de total relajación: la Navidad mejor de mi vida.

Puedo afirmar que respeto a muchas personas que ingresan en clínica en condiciones difíciles, yo quise realizar la intervención para prevenir y bloquear la patología, que degenera cada día. Pero, en realidad, me di cuenta de que hacía tiempo que ya había aprendido a convivir con un dolor crónico, creyendo que esa fuese la condición del estar bien. Hasta el 20 de Enero me limité a una vida tranquila, sin esfuerzos, y después de la visita de control del 1 de Febrero, en el que me dieron el visto bueno para volver al deporte, volví a enseñar, a bailar y a reemprender todas mis actividades sin ningún problema.

Ahora todo es distinto y todo es un descubrimiento: sé que Arnold está siempre conmigo, no pudiendo degenerar más, sé que tengo que tener cuidado, porque cuando me paso en las cosas, me recuerda que está, con algún dolor o ligeras descargas en los movimientos, ¡pero soy tan feliz por poder saber que continuo a vivir y vivir bien!

Practico ballet desde hace 25 años, enseño ballet, fitness musical y educación motora, y adoro practicar cualquier tipo de deporte, a pesar de que tuve que descartar los con los que ya no podía, con cuidado a cada movimiento que puede dañar mi salud.

Espero que mi historia pueda ser útil a muchas otras personas, porque creo que es importante informarse sin pararse delante de la primera puerta que nos rechaza, ser un poco médicos de nosotros mismos, entender lo que es mejor para nuestra salud y conocer nuevas y diversas técnicas, que, como ésta, resuelven un gran problema en una hora de intervención y con un tiempo de recuperación rapidísimo.

Aconsejo ponerse en contacto lo antes posible con el Dr. Royo y con el Institut, porque he encontrado a personas maravillosas que ponen a la persona en el centro del todo y que te devuelven la fuerza, la dignidad y la tranquilidad para enfrentarte a esta patología, que es menos rara de lo que parece, para retomar en tus manos tu vida.

Un gracias enorme para el Dr. Royo que es una persona única, de grandísima profesionalidad y humanidad, y que me ha dado la posibilidad de vivir una segunda vez, y a todo el equipo del Institut Chiari, especialmente a D.ª Luè y al Dr. Fiallos.

Mi agradecimiento va a la AISACSISCO por la red de personas con las que me he puesto en contacto y con las que todavía intercambio consejos y opiniones.

Por cualquier información dejo mi número de teléfono y mi correo electrónico.

 

Annalisa Caicci

+393408202465

[email protected]

 

30/04/2014

Al cabo de dos años de la intervención, la paciente comparte con nosotros el link de su página Web, para demostrar todo lo que puede hacer ahora y como se encuentra actualmente. ¡Le damos las gracias por compartir!

www.annalisacaicci-danza.it



¿Desea realizar alguna otra consulta?

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Horario de atención

en el ICSEB y por teléfono

Lunes a Jueves: 9-18h (UTC +1)

Viernes: 9-15h (UTC +1)

Sábado y domingo: cerrado

[email protected]

Atención las 24 horas

en el formulario de nuestra Web

932 066 406

932 800 836

902 350 320

Asesoría Legal

Normativa jurídica

Aviso legal

Dirección

Pº Manuel Girona 16,

Barcelona, España, CP 08034