Hernia Discal Lumbar


Última actualización: 20/02/2019, Dr. Miguel B. Royo Salvador, Numero colegiado 10389. Neurocirujano y Neurólogo.
 
 

Diagnóstico

Una hernia o protrusión de disco ocurre con más frecuencia en la parte baja o lumbar de la espalda. Es una de las causas más comunes de dolor lumbar. El dolor ciático, la lumbociática o la lumbociatalgia se deben frecuentemente a la compresión de una raíz nerviosa por una hernia discal lumbar. El diagnóstico diferencial que hay que excluir porque provoca una sintomatología parecida, es el de síndrome de la faceta articular lumbar.

Se llama ciática o dolor ciático al dolor que coincide con el recorrido del nervio ciático, que se extiende desde la región lumbar por la cara posterior de la extremidad inferior (de ahí lumbociática o lumbociatalgia). Si el dolor se irradia por la cara anterior de la extremidad inferior coincidiendo con el recorrido del nervio crural, el dolor se llama cruralgia. Esta diferenciación es importante, puesto que orienta para saber cuál o cuáles son las raíces nerviosas afectadas.

La exploración física es muy importante puesto que puede orientar para saber cuáles de las raíces nerviosas están afectadas y el posible nivel vertebral; así como la magnitud de la afectación nerviosa que puede condicionar la indicación quirúrgica.

 


Tratamiento

-El tratamiento inicial, ante unos síntomas debidos a una hernia o protrusión discal lumbar, ha de ser conservador.

La mayoría de las lumbociáticas se curan con reposo, medidas médicas y fisioterapéuticas que alivian las consecuencias de la compresión de los nervios por la protusión o la hernia discal. La curación la realiza el propio organismo cuando consigue restaurar y consolidar la alteración del disco intervertebral, de tal forma que no exista lesión nerviosa activa ni inestabilidad o sobrecargas vertebrales.

Con tratamiento antiinflamatorio se consigue disminuir la inflamación del nervio comprimido por el disco intervertebral deformado, y con ello el dolor. Con el tratamiento antiálgico disminuimos el dolor antes de que actúe el antiinflamatorio, y también durante la actuación del antiinflamatorio, puesto que por sí sólo no es suficiente para mitigar el dolor. El reposo persigue dos propósitos: disminuir la presión sobre la raíz nerviosa y dar la posibilidad al organismo de reparar la deformación del disco intervertebral.

– La fisioterapia en la lumbociática tiene varios propósitos:

  1. Movilizar la raíz nerviosa, para que se acomode y evite la compresión de la deformación del disco intervertebral, y con ello tener un alivio en la presión radicular.
  2. Relajar, estimular y gratificar una zona castigada por el dolor.
  3. Reforzar la musculatura alrededor de las vértebras y con ello conseguir un refuerzo vertebral.

Una fisioterapia que someta a mayor presión a los discos intervertebrales puede agravar la enfermedad, incluso la puede producir en otros discos intervertebrales predispuestos, por esa razón la fisioterapia ha de realizarse o estar dirigida por un experto en columna vertebral

 


Tratamiento quirúrgico de la hernia/protrusión discal lumbar

Existen claros criterios para indicar una intervención sobre una hernia discal, y ésta se indica cuando el paciente tiene al menos dos de los siguientes criterios.

  1. En cuanto al dolor lumbociático, si es tan intenso que no mejora con ninguna medicación, o el dolor crónico llega a ser tan limitante que no permite realizar una vida normal.
  2. Cuando existe en la exploración neurológica una afectación nerviosa, motora o sensitiva, especialmente si tiene un carácter progresivo.
  3. Cuando hay alteración al orinar o defecar en relación a una posible compresión nerviosa.

Cuando la indicación quirúrgica es por dolor agudo o por crónico, depende del criterio del paciente y del grado de invalidez. Cuando la indicación quirúrgica es por afectación neurológica, pérdida de fuerza, sensibilidad o alteración de los esfínteres, la intervención quirúrgica se realizará en cuanto se pueda porque si la pérdida llegase a ser total, la intervención liberadora no lograría mejorarla.

Las posibles técnicas con resultados contrastados que aplicamos para el tratamiento quirúrgico de la hernia discal lumbar, tienen el propósito de eliminar la compresión de la raíz nerviosa y en algunas de mantener la altura discal y estabilizar la columna vertebral. Se clasifican en:

  1. Técnicas mínimamente invasivas. Como la nucleotomía percutánea y la quimionucleólisis.
  2. Técnicas microquirúrgicas, que utilizan técnica quirúrgica protocolizada para aplicarla con ayudas ópticas.
  3. Laminectomía lumbar. Apertura en la columna vertebral eliminando la porción posterior de una vértebra o lámina de al menos una vértebra lumbar.
  4. Artrodesis lumbar, se utilizan sistemas de fijación con o sin injertos que sueldan vértebras o partes de ellas.

Para escoger la técnica más útil y a la vez menos agresiva, es necesario precisar muy bien el tipo de compresión de la raíz nerviosa y el estado de la columna vertebral.

Cuando se considera que tan sólo hay compresión radicular, se escoge la técnica menos agresiva de las tres primeras mencionadas según el tamaño, localización y características de la textura de la compresión radicular.

Si existe una inestabilidad vertebral manifiesta se indica artrodesis lumbar. Varía mucho el criterio de inestabilidad según los cirujanos.

En nuestro servicio se procede a artrodesis lumbar cuando en las radiografías funcionales laterales en flexión y extensión se detecta que existe una clara movilidad anormal de la columna vertebral, y ésta puede ser responsable de los síntomas que padece el paciente. El tipo de artrodesis varía según el tipo de inestabilidad y hábitos del cirujano

 


Resultados

La técnica quirúrgica más utilizada en las hernias o protrusiones lumbares es la discectomía via semi-hemi-laminectomía. Los resultados en nuestro servicio son excelentes en su mayoría, con un número de complicaciones mínimo.

Ejemplo


Antes de la intervención

Después de la intervención

 


Referencias Bibliográficas

 

  1. M.B. Royo-Salvador, C. Sabaté, A. Monteiro, A. Gil, R. Ruiz, J. Querolt, R. Morgenstern (1998) Hernia discal lumbar en el ámbito laboral. Resultados de un análisis retrospectivo de una serie de 189 pacientes consecutivos. Rev Neurol. 1998 Oct;27(158):574 ó 6.
  2. M. B. Royo-Salvador (2014), “Filum System® Bibliography” (PDF).
  3. M. B. Royo-Salvador (2014), “Filum System® Guía Breve”.

 







¿Desea realizar alguna otra consulta?

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Horario de atención

en el ICSEB y por teléfono

Lunes a Jueves: 9-18h (UTC +1)

Viernes: 9-15h (UTC +1)

Sábado y domingo: cerrado

icb@institutchiaribcn.com

Atención las 24 horas

en el formulario de nuestra Web

932 066 406

932 800 836

902 350 320

Asesoría Legal

Normativa jurídica

Aviso legal

Dirección

Pº Manuel Girona 16,

Barcelona, España, CP 08034