Carmen Reyes Barranco. Cervicobraquialgia derecha secundaria a hernia discal cervical C5-C6 derecha

Publicado por el 14 mayo, 2012


CarmenReyesBarranco
Fecha de intervención: marzo 2012

Hola a todos, Me llamo Carmen Reyes , tengo 32 años y vivo en Cartagena, Murcia.

He de contaros que he sido operada de una Hernia Discal en las vértebras C5 C6 con irradiación al brazo (Cervicobraquialguia Derecha). Y tengo la necesidad de contarle a todas aquellas personas que padecen este tipo de Hernia, que tiene solución y muy buena.

En 2005 y 2010 tuve un accidente de tráfico de los que te golpean en un stop, pues bien, desde entonces tenía molestias en el cuello y hombros, típicas contracturas musculares que solían aparecer una o dos veces al año, sin tener mayor consecuencias que pasar 15-20 días con dolorcillos en el cuello y omóplato las cuales con antiinflamatorios cedían bien.

Pues en Octubre de 2011, de la noche a la mañana, me desperté con un dolor de cuello horrible, yo pensé en un principio que había dormido con el cuello malamente, estando así tres o cuatro días; se unió a ese dolor un pesar en el brazo derecho, como si llevara una pesa atada en el antebrazo, entonces el brazo no dolía, era muy molesto, estuve una semana tomando relajantes musculares, antiinflamatorios y paracetamol, además de algún que otro nolotil como no cedía fui al médico de cabecera el cual estaba de baja y había una suplente que sin levantarse de la silla me contestó, eso serán contracturas toma una semana miolastan, por la noche, antiinflamatorios y paracetamol cada seis horas yo le dije que llevaba ya tomando eso una semana, ya que fue eso lo que me mandaron cuando los accidentes y me dijo que fuera a un fisio a ser posible particular porque la seg.social me tardaría tres meses mínimo, así hice, fui a un fisio, le explique y sin pedirme resonancias ni pruebas médicas, se puso a dar masajes y a retorcerme el cuello en todas las direcciones, al cabo de una hora, me dijo, pon hielo y listo, y lista que me dejó a los cinco días el dolor del brazo se intensificaba y el cuello no podía moverlo entonces fui a una clínica particular y me dijo que era una cervicobraquialgia solo con decirle los síntomas me puso una inyección y me mando una semana inzitan, al día siguiente el dolor era insoportable y fui otra vez con las inyecciones, el médico que estaba en ese momento al verme sus primeras palabras fueron “tanto te duele” a ver, ¿qué te pasa?, le comenté los síntomas y me dijo “ven anda ven que te voy a poner un coctel”, pues me puso dos y luego preguntó, “como sigues”, pues no muy bien, el brazo seguía doliendo incluso note las primeras corrientes que recorrían desde el cuello hasta el codo, así pues, me mando a casa y que fuera al día siguiente a ponerme las inyecciones de inzitan. Esto sólo fue el comienzo.

Pasé toda la tarde con corrientes, dolor y mucha pesadez en el brazo, además de un quemazón en la zona de atrás del cuello, era tan fuerte el dolor que a las 5 de la madrugada del 15-10-2011 tuve que ir a urgencias, enseguida me atendieron y comienzan a ponerme sueros intravenosos, cada vez peor, a lo largo de la madrugada me pusieron dos inyecciones de morfina una en cada brazo, pero sólo me dejaron unos bolos en la zona del pinchazo, y mucho sueño sin poder dormir, porque seguía doliéndome, era como si llevaras un torniquete que te presiona continuamente, teniendo intervalos de presión y cuando decía de apretarte fuerte el brazo era horrible y la cabeza no sabía como ponerla.

El médico que me atendió nos dijo hay que ingresarte porque hay que ver de donde viene el foco del dolor y que él no podía hacer nada más, pues al hospital de Santa Lucía me llevaron, estuve ingresada 45 días, con toda clase de medicación, la que más enantyun y morfinas, morfina y más morfina, además del fortecortin para poder calmar dichos dolores, cuando llevaba 15 días el neurocirujano de Murcia “Dr. Alarcón” me vió y preguntó qué edad tienes, 31 le dije, pues bien aprieta los dedos, ya, entonces mi marido le preguntó, “¿es necesario operarla?” y sus palabras fueron y cito textualmente, “mira, esta operación es muy delicada y para que te hagas una idea, es como salir de viaje, sabes el día que sales pero no si vas a llegar, ¿qué quiere decir esto?, pues que te puedes quedar en silla de ruedas o de cuello para abajo, es muy joven vamos a esperar una semana más a ver si la medicación hace efecto”. No me dió la opción de elegir, por una parte me alegré, le tengo mucho respeto a los quirófanos, pero por otro lado no era normal tanto dolor. Esa semana se convirtió en un mes más soportando terribles dolores, calambres, espasmos, corrientes sin contar que no pude levantarme de la cama hasta los 43 días, era un pozo sin solución, después estuve otro mes y medio de baja en casa con más medicación, la lista de la compra como dijo la de cabecera, además de pasar el síndrome de abstinencia por la morfina, una semanita con sudores, escalofríos, dolor de cuerpo, angustia, náuseas, etc.

Pues bien, a los dos meses de sólo necesitar paracetamol e ibuprofeno y lyrica, en Marzo volvió la pesadilla los primeros 14 días, eran un va y ven de pastillas hasta que ya no me hacían nada, fui a Santa Lucía y me pusieron un suero de tramadol con antiinflamatorios y primperan y me preguntó qué tal, bueno el cuello parece que si, pero el brazo no, le contesté, pues te vas a tomar esto que era tramadol en pastillas paracetal y voltaren, si en tres días no calma te vuelves a venir, pero la noche no fue nada bien y al día siguiente tuve que acudir a urgencias otra vez, me pusieron otro suero y nada, justo cuando me estaban encamando para ingresarme vino el Dr. Victoria y me dijo vamos a empezar con medicación suave luego iremos subiendo, estuvo toda la noche pendiente y seguía igual, entonces nos habló del “Dr. Royo, un excelente neurocirujano” que estuviera tranquila que si me opera, en un mes estaría bien.

Enseguida se puso en contacto con el Dr. Royo la madrugada del domingo y ese domingo nos fuimos a Barcelona, el lunes a primera hora me vio y sólo con una revisión física que dijo que había que operar que además de la hernia discal y el nervio del brazo estaba presionando la médula, y que operando se iría todo el problema, yo tengo mucho respeto a los quirófanos pero fue tan grande la seguridad y la tranquilidad que el Dr. Royo nos transmitió y lo bien que nos habló el Dr. Victoria, al cual no me cansaré de darle las gracias, ya que se volcó totalmente y sin él no lo hubiera conocido y he de deciros que sí me he operado 20-03-12 y actualmente hace ya 7 semanas desde la operación y estoy nueva, no os podéis hacer una idea, es increíble lo bien que se esta sin dolor alguno.

Espero de corazón que todas las personas que padezcan lo que yo tenía, puedan conocer al Dr. Miguel B. Royo

Muchísimas gracias Dr. Royo, y un saludo muy fuerte.



¿Desea realizar alguna otra consulta?

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona

El departamento de Español está a su disposición para cualquier información.

Todas las consultas recibidas a través de este formulario o por los diferentes correos electrónicos del 'Institut Chiari & Siringomielia & Escoliosis de Barcelona' son derivadas al equipo médico después de recibirlas, supervisando las respuestas el Dr. Miguel B. Royo Salvador.

Horario de atención

en el ICSEB y por teléfono

Lunes a Jueves: 9-18h (UTC +1)

Viernes: 9-15h (UTC +1)

Sábado y domingo: cerrado

icb@institutchiaribcn.com

Atención las 24 horas

en el formulario de nuestra Web

932 066 406

932 800 836

902 350 320

Asesoría Legal

Normativa jurídica

Aviso legal

Dirección

Pº Manuel Girona 16,

Barcelona, España, CP 08034